Prevención y medidas de seguridad del hogar para los niños

 
Todas las precauciones que las personas encargadas de la responsabilidad de un hogar con niños son generalmente una cuestión de sentido común, intentado anticiparse a los problemas antes de que ocurran en vez de lamentarse cuando han sucedido. Las principales medidas de prevención que debemos tener en cuenta están relacionadas con caídas, quemaduras, intoxicaciones, cortes, descargas eléctricas, etc) El sentido común de los cuidadores que se preocupan por la seguridad en el hogar, sienta un ejemplo para las futuras prácticas de seguridad de los niños.

La primera prevención es tener un botiquín de primeros auxilios en el que no debe faltar una crema para quemaduras

Recomendaciones:

Incluye el listado con los teléfonos de Emergencia.

Manten el Botiquín lejos del alcance de los niños.

Etiqueta todos los frascos y léelos cuidadosamente antes de hacer uso de ellos.

Manten la lista actualizada con los nombres de todos los elementos contenidos, según su acción, dosis y contraindicaciones, si las hubiera.

Revisa cada cierto tiempo el contenido del Botiquín y las fechas de vencimiento de los medicamentos, eliminando todos los que se encuentran vencidos.

Los juguetes seguros no deben tener piezas cortantes, ángulos puntiagudos, no contener materiales tóxicos. Su tamaño será lo suficientemente grande para impedir que los introduzcan en la boca y se los traguen. 

Proteger los enchufes de la red eléctrica. Existen pequeños aparatos para introducir en los enchufes, para evitar que los más pequeños, por curiosidad, introduzcan los dedos o algún otro objeto pequeño metálico en los mismos.

Cocinas y estufas de calefacción a gas. Cerrar siempre la llave de corte del gas de la cocina, si no se está cocinando. Lo mismo se debe hacer con las estufas de gas. Hay que evitar dormir con ellas encendidas.

Cuidado con la cocina. No se debe cocinar con el niño en brazos ni dejarlo en el suelo cerca de la cocina. Las quemaduras son altamente peligrosas. Hay que tratar de mantener alejado al niño a toda costa de la cocina.

Guardar los productos peligrosos lejos del campo de acción de los niños. Colocar los productos de limpieza y otros productos potencialmente tóxicos en estanterías o muebles en alto para evitar su ingestión. Hay que tratar de impedir que los pequeños tengan acceso a bebidas alcohólicas. No deben quedar al alcance de los niños objetos que supongan peligro de asfixia o atragantamiento.

Mas noticias sobre: Seguridad

Recomendar:

 

S. Cuevas
Enero 2, 2012
Valora esta nota
Más sobre: Electricidad del hogar
COMENTARIOS